domingo, 28 de septiembre de 2008

Post Scriptum. Sobre las elecciones universitarias en la UNFV

Luego de haber leído por tercera vez la editorial que escribiera el 13 de septiembre, y de escuchar algunos comentarios de amig@s, caí en la cuenta que en esta última columna había un terrible vacío, dado que únicamente me había centrado en generalizar las propuestas presentadas en el local central, olvidando que había que hacer explicito o demarcar aquellos temas que particularmente podrían considerarse como temas de agenda en la política estudiantil, y no es que uno pretenda mostrarse como el sujeto que señala la luz en el camino, sino que existe la necesidad de decir lo que uno piensa y si hay la posibilidad de compartirlo con mucha mayor razón todavía. Empecemos entonces, sintetizo y desarrollo brevemente:

- Política de difusión de los recursos con los que cuenta la UNFV.- Se hace necesario que las agrupaciones políticas dejen de especular o imaginar respecto a lo que debería tener la universidad, cuando ni siquiera se han tomado la molestia de averiguar cuales son los recursos con los que cuenta, los mismos que no se difunden ni se hacen público, para oligarquizar su utilización a dos o tres agrupaciones estudiantiles ya conocidas. No es posible que las “nuevas agrupaciones políticas” estén proponiendo digitalizar las bibliotecas y que no sepan que ya existe un completo sistema de bibliotecas que ya adquirió la universidad y que ya esta en funcionamiento. Tampoco es posible que muy pocos estén enterados del bono alimenticio universitario, como lo comprueba una encuesta que realizáramos en agosto. Tampoco es posible que únicamente las agrupaciones políticas tradicionales, sean los únicas con capacidad y peso político para solicitar los buses de la universidad. Tampoco que nadie sepa que tenemos una muy buena imprenta en la universidad, pero que esta prácticamente inutilizada por desinformación y también por falta de producción científica en la universidad. Ni mucho menos que para solicitar financiamiento para alguna actividad hay un procedimiento de inclusión presupuestal dentro del PTI Universitario, pero que sin embargo, dado la insuficiencia de proyectos, la universidad se vea en ridícula necesidad de devolver dinero al ministerio de economía.

- Acceso a cualquier tipo de información.- esta es una cuestión que se reclama desde hace mucho tiempo pero bajo otro término. “Fiscalización”. Es decir las agrupaciones políticas siempre prometen y se comprometen a fiscalizar haciendo explicita la sospecha de malversación de fondos en la universidad, pero nunca plantean mecanismos para que cualquier estudiante común y corriente solicite información sobre cualquier cosa, no necesariamente de dinero. De hecho, si uno lo solicita te preguntan si eres consejero o asambleísta. Y en ocasiones cuando se pregunta a los propios consejeros estos argumentan que se pueden reservar la opinión para salvaguardar el bienestar de la imagen institucional. Tampoco se brinda información sobre los procesos de evaluación docentes para salvaguardar la “dignidad de los profesores”. ¿dónde están nuestro dirigentes que tanto gritan de la mediocridad en la universidad?. De pronto los incendiarios se vuelven bomberos. Rosa María Palacios a puesto el dedo en la llaga y ha hecho público un dato que parecía el secreto mejor guardado. Cualquier ciudadano común y corriente, puede solicitar información de cualquier tipo, a toda entidad publica (incluido las universidades nacionales) la misma que deberá serle entregada en un plazo no mayor de 15 días, porque la ley así lo permite y lo ampara. En ese sentido, me sumo a la protesta por la transparencia institucional, porque es un ejemplo a seguir para mejorar nuestra democracia. Adopte un Decano.

- Exigir el replanteamiento de vacantes y del examen de admisión en la universidad.- Esta es una cuestión de dignidad, no se trata de elitizar, sino de permitir el ingreso a quien se lo merece, pues sinceramente no se entiende como es que aquellos que estudiaron responsablemente para ingresar puedan ver en su mismo salón de clase a compañeros que todo el día están vagando, que no saben cosas más que elementales y que son los primeros en participar en las listas políticas. ¿cómo lograron ingresar?. Por otro lado, la mayoría de profesores se queja con justa razón del número de estudiantes que tiene manejar por salón que normalmente oscila entre 50 y 70 alumnos. En Historia por ejemplo todos los años entran 55 estudiantes, de los cuales posiblemente 5 tengan serias aspiraciones a realizar el oficio, el resto se cambia de carrera, ejercer otra función alejada de la disciplina o postula nuevamente a San Marcos. En suma, la universidad no ha replanteado sus mecanismos de admisión, ni de selección, razón por la que esta universidad esta llena de frustrados aspirantes a san marcos. Esto es todo un tema de debate que implica la identidad misma de lo que significa ser villarrealino.

- Estimular y premiar la competencia.- Nadie repara en el espíritu competitivo de los estudiantes universitarios. Muchas veces algunos centros, comisiones, círculos de estudiantes realizan labores heroicas pero silenciosas a cambio de nada. Las agrupaciones políticas normalmente no realizan eventos académicos gratuitamente, siempre quieren cosas pomposas, con manuales, fólderes, afiches, obsequios, certificados, todo eso a full color, para demostrar que tienen poder. Razón por la que piden todos los años presupuesto para “sus eventos”. Pero nunca se exige la premiación a quien se lo merece por medio del concurso público, la innovación, la mejor iniciativa del año u otras cosas que bien podría premiarse poniendo siempre énfasis a lo competitividad de los estudiantes. Esto es muy beneficioso para la institución porque estimula la creatividad, año tras año se busca mejorar lo logrado y retribuye el esfuerzo no solo en el plano económico sino también en el emocional, pues el reconocimiento social es algo que siempre se busca, no hace falta ser universitario para obsesionarse con el.

- Observar la lógica de las concesiones.- Una de las cosas que no se termina de entender en la Villarreal, al igual que en San Marcos, es saber cuál es está lógica, pongamos el siguiente caso: el famoso comedor, todos sus servicios están más caro que en la calle, sin embargo, la universidad le otorga el monopolio de ventas dentro de la universidad, ¿no se supone que precisamente porqué se le brinda ese monopolio debería cobrar más barato?. Entonces cuales son los términos en que se negocia dicha concesión. Lo mismo con las fotocopiadoras, los libreros o los centros de computo, bueno esto último no está concesionado, pero por lo mismo que no se marketea ni se usan, es que se oxidan, para qué se compra algo que no se va usar, lo mismo podríamos decir de los buses.

- El problema del papel.- No he podido calcular la cantidad de agrupaciones académicas que hay en la universidad y que estén debidamente registradas en la facultad, pero lo que si se puede asegurar es que todas ellas tienen entre sus fines y objetivos, la realización de eventos, conferencias, publicaciones, etc. Y aunque se es consciente que no se puede financiar plenamente todas sus actividades, de hecho ni siquiera se hace parcialmente; normalmente el apoyo va por el lado del aval institucional y las firmas correspondientes. Entonces si no es con dinero, cómo se podría ayudar o facilitar la realización de esos tipos de actividades de la manera más justa y democrática. Considero que por medio de la compra de papel, la universidad bien podría contar con un stock de resmas (70 x 100 cm.) de papel que podría distribuir equitativamente entre las facultades para la utilización de las agrupaciones estudiantiles académicas. Que no se mire con desde esto, en toda actividad cultural, lo que más cuesta es el papel y la impresión, todo lo demás es completamente manejable, cualquiera que saque un presupuesto no podría afirmar lo contrario. Sin embargo, esto nos obliga a preguntarnos lo siguiente: ¿y qué pasa si una facultad no publica, ni realiza actividades académicas, ni nada por el estilo?, ¿se vuelve la compra un desperdicio?. No del todo. Pero hay un problema mayor que eso, ¿es dable que una facultad o alguna de sus escuelas no realicen actividades académicas en 1 semestre académico?. La utilización del papel en actividades académicas o culturales, sería un indicador interesante sobre la gestión, el desempeño y la competitividad de cada escuela, pues deja constancia impresa de lo que se realizó en un periodo de tiempo determinado.

- Poner a debate la votación universal.- Sin duda un tema muy sensible, pero completamente necesario, que si es abordado con seriedad y coherencia podría conseguir significativos cambios en nuestros paupérrimo sistema. Los tercios no funcionan, existen estudiantes eternos que hace años que han terminado y se resisten a irse para mantener su viejas agrupaciones politicas, los grupos de poder tanto estudiantiles como magisteriales están claramente definidos cada tres años simplemente rotan, no existen canales de opinión pública, los recursos no son distribuidos equitativamente sino groseramente focalizados, la injerencia partidaria del APRA tiene un peso relevante en nuestra institución, y todo esto en un absoluto silencio, el estudiante es victima y cómplice a la vez, porque poco le importa. La votación universal sin duda causaría todo un terremoto en el actual sistema, puesto que sería la mejor manera de conciliar los intereses de la mayoría con los intereses de los gobernantes, sin intermediarios de por medio, pero se requiere en primera instancia que se ponga el tema sobre el tapete.

Probablemente se me están escapando algunos otros puntos importantes, pero el lector acucioso notará algo importante, que todo estos son temas de asamblea o consejo universitario. Sin embargo, todos los años nuestra perspectiva de cambio se mueve en la pequeñez que significa debatir asuntos de facultad, ignorándose que es poco o nada lo que puede hacer un estudiante en el Consejo de Facultad. Dejémonos pues de mirar las migajas que caen de arriba,

4 comentarios:

azul dijo...

muy buenas sus ideas, comprometen a los villarrealinos a seguir pensando en la mejoría de la universidad. Sin duda se puede hacer más, en todos los aspectos.
:0)
mi bloG también es de la villa x ciertO
ya estan linqueados
los leere seguidO.
saludos.

Zona UNFV dijo...

Esta bueno tu blog, y gracias por tus comentarios te linkeare al nuestro para estar en contacto, si gustas puedes disertar con otros amigos en nuestro foro ubicado en www.zonaunfv.com/foro , Bye

Anónimo dijo...

hola a todossss,bueno solo queria agregar que una buena universidad nos da a todos una prioridad de ser buenos profecionales,pero eso no se obtiene con palabraas,sino con echos,tenemos derecho a exigir una educacion pero una educacion de calidad bye a todos

julio dijo...

La verdad que como decis vos hay que conocer los problemas antes de debatirlos y estos que expones aca dan buenas ideas a aquellos que quieran hacerlo.